Contacto

Pascual Educación Canina

 

Facebook: Pascual Educación Canina

 

Correo electrónico: animalantesquepersona@gmail.com


También puede llamarnos al teléfono: 617335217 o bien utilizar nuestro formulario de contacto.

Horario

Flexibilidad acorde a las necesidades de cada Cliente.

Póngase en contacto con nosotros usando nuestro formulario y le contestaremos con la mayor brevedad posible.

Miles de animales necesitan ayuda. Da igual si es de forma económica, ayuda con Voluntariado, paseando perros, donativos de correas, mantas... siempre hay una forma de ayudar, BUSCA LA TUYA!!

Nuestra oferta

¿Desea conocer mejor nuestra oferta? En nuestra sección de servicios obtendrá información detallada.

Pascual Educación Canina en redes sociales :

Cazadores Sociales

El perro es un depredador al igual que lo era su antecesor, el lobo. De este último sabemos que centra su actividad cinegética en la caza social, aunque puede hacerlo en solitario. Aunque la herencia que ha recibido nuestro amigo doméstico no es nada comparable a la majestuosidad de las habilidades de caza social de su predecesor, sí que poseen ciertas necesidades de caza innatas que intentará saciar a lo largo de su vida.

 

Nuestro amigo es un cazador oxidado, aunque a algunas personas les cueste reconocerlo, esa bola peluda con cara de no haber roto un plato en su vida es un depredador. Como la gran mayoría no puede cazar porque están evolutivamente desentrenados, necesitan de juegos (entrenamientos de caza) para saciar esa necesidad innata.

 

Los juegos con los que nos divertimos en compañía de nuestros perros no los hemos inventado nosotros, son los que ellos han elegido por gustarles más. Les gusta perseguir pelotas como si de presas reales se tratasen, de hecho, si la pelota no es redonda y produce un bote irregular les gusta más porque parecen estar vivas. Si nos fijamos en nuestros perros muchas veces, cuando están excitados por el juego, tienden a sacudir la pelota de forma brusca. Esto es un reflejo innato para acabar con la vida del animal recién cazado. Otro ejemplo es cuando despellejan algún peluche y le sacan el relleno, evidentemente están despellejando a su presa. A muchas personas les costará imaginarse que su perro pueda llegar a hacer eso pero lo cierto y verdad es que forma parte de lo que son y debemos respetarlo. Con esto no quiero decir que el perro tenga que matar, ni mucho menos, lo que ha de hacer es practicar mucho el entrenamiento de lo que ha nacido para hacer pero sin llegar a matar nunca. Si lo hace se sentirá más completo por verle un sentido a su vida, más satisfecho por realizar un trabajo bien hecho y socialmente aceptado si ve que nos gusta lo que hace.

 

Hemos de jugar mucho con nuestro perro a la pelota pero eso no lo es todo, hemos dicho que nuestros amigos son cazadores sociales, necesitan de una cooperación por nuestra parte en ese juego más allá de servirle únicamente de catapulta humana, necesitan sentir que somos parte de su mundo. Si sólo nos limitamos a lanzar la pelota una y otra vez estaremos saciando su necesidad de persecución y de presa pero ¿qué pasa con la necesidad de caza social?, ¿dónde está su manada? Con simples ejercicios podemos hacerle ver que ese juego con el que se divierte, también nos interesa a nosotros. Simplemente interponiendo órdenes entre lanzamientos podemos hacerle ver que trabajamos en equipo. Enseñando a nuestro perro a sentarse y quedarse quieto para posteriormente lanzar la pelota y dejarle ir a por ella cuando se lo digamos, podemos hacerle ver que estamos con él, que participamos. Si a esto le sumamos que cuando acuda con la pelota nos vamos a alegrar mucho y vamos a corretear de un lado a otro para posteriormente volver a hacer otro lanzamiento, lo que obtendremos será una satisfacción por el trabajo realizado, aceptación social, vínculo de equipo...

 

Otro juego que han elegido ellos es el de tirar. Este juego es más de competición social que de caza. Yo juego mucho a tirar del juguete cuando me lo traen de la forma que hemos visto antes. Se crea una pequeña competición social sana en la que normalmente les dejo ganar a para que les suba la autoestima. Hay un tópico corriendo por los parques caninos y páginas de internet sin fundamento dedicadas a hablar de perros que dice que nunca les debemos dejar ganar a ellos, que nosotros tenemos que ganar siempre el juego de tirar para que quede claro que mandamos. Eso es una mamarrachada que destruye la moral de nuestro perro. Invito a toda esa gente a juegue al padel y que siempre pierda, siempre, en pocos meses venderá la raqueta y se dedicará a otra cosa. Ha de haber un equilibrio de victorias favorable a nuestros perros. Sólo así, ganando y perdiendo, le cogerá gusto al juego. Pensemos que ya ha realizado un ejercicio anterior en donde nos ha prestado atención sentándose y esperando la orden para ir a por la pelota, hemos jugado a su juego pero con unas reglas sanas que hemos establecido nosotros. A nivel educativo ya hemos ganado, no nos convirtamos en tiranos opresores y dejemos que disfrute de lo que juntos hemos conseguido cuando nos gane tironeando de vez en cuando.

 

Los beneficios por hacer unas pocas cosas son enormes. Pasaremos de tener un perro que caza solo a uno que lo hace en equipo y se siente genial por ello. Esta es la piedra angular de cualquier perro famoso de la tele como Rex, también lo es en los perros policías, los de rescate, los de terapia... Estos son los más motivados y los que mejor trabajan. Todos aprenden lo que sea simplemente para sentir la satisfacción de pertenecer a un grupo, a una manada, esa es su recompensa, no necesitan más.

 

Respetando al perro como lo que es aumentaremos cuantiosamente su bienestar y, por consiguiente, el nuestro, ya que verles felices y disfrutando nos hará disfrutar más y ser más felices, seremos más simbióticos. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Él es tu amigo, tu compañero, tu defensor, tu perro. Tú eres su vida, su amor, su líder. El será tuyo, fiel y verdadero, hasta el último latido de su corazón. Nos debemos a él para ser dignos de tal devoción”

 

 

Pascual Verdú (Adiestrador inscrito en el Registro Oficial de Adiestradores Caninos Capacitados de la Comunidad Valenciana CV-ACC70) 

Tera-Can (Pascual Educación Canina en Alicante). Conoce más sobre el maravilloso mundo canino. Resuelve problemas de conducta y malos hábitos de tu perro simplemente usando sana y natural comunicación canina. Educación Canina y Adiestramiento Canino Alicante. 

 


 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Pascual Educación Canina